domingo, 16 de marzo de 2008

La nota discordante

Como ya habréis visto en post anteriores Viena es una ciudad muy clásica en la arquitectura. Los edificios parecen monumentos aunque se traté sólo de simples casas, y por todos lados abundan las esculturas, los capiteles, ... Sin embargo hay al menos un edificio que rompe la armonía de la ciudad y le da un toque modernista. Se llama Hundertwasserhaus.






Como podéis apreciar no es muy clásico. Pues sorprendentemente se trata de un simple edifico de casas, no es un museo ni nada por el estilo. Simplemente han intentado darle un nuevo color a la ciudad.






Al pie del mismo hay varias cafeterías y tiendas intentando sacar provecho de la fama del edificio. En los portales del mismo hay carteles pidiendo por favor que no se entre, que el trasiego de turistas es insoportables. ¿Os imagináis vivir en un edificio famoso? En la zona de alrededor del edificio también hay construcciones curiosas.






En la foto siguiente se puede ver como contrasta el edificio con la sobriedad propia de Viena. Comparadlo con el edificio de al lado.






La verdad es que merece la pena visitarlo, contrasta mucho con el resto de la ciudad.








Hundertwasser dijo: “Un pintor sueña con casas y una buena arquitectura, en la cual el hombre sea libre y se haga realidad este sueño”.

2 comentarios:

Fabio dijo...

excelentes imagenes y reseñas.
Buenisimo.
Saludos
faBio

Daniel Manzano dijo...

Vaya. Me alegro mucho de que te haya gustado.

Un abrazo.

Dani.