domingo, 10 de febrero de 2008

Praga 2

Como se que estábais ansiosos/as no os hago sufrir más. Aquí está la segunda entrega de nuestro maravilloso fin de semana praguiense.

Como es normal el segundo día salimos temprano para poder aprovechar y hacer turismo como Dios manda. Poco después de salir del hotel nos encontramos con una especie de representación en la plaza del reloj astronómico.

video

No tenemos ni la más remota idea de qué se representaba así que se aceptan opiniones. Básicamente era lo que se ve en en vídeo, gente vestida como cabras y haciendo el ídem.

Una vez visto esto nos dispusimos a introducirnos en la parte más historica -que ya es decir- de la ciudad. Con esto me refiero a la zona de la catedral de San Vito. Esta es la zona alta de la ciudad, por lo que pudimos ver la misma de una forma envidiable.





La catedral en cuestión se encuentra dentro de los muros de un castillo. Es bastante gótica, con muchas cristaleras y estatuas de asesinatos ;). Está de turistas hasta las trancas, a pesar de eso es uno de los poco monumentos del interior del castillo cuya entrada es gratuita. Ciertamente es una catedral muy interesante, similar a la catedral de San Esteban en Viena, pero mucho más recargada. El exterior también tiene muchas estatuas y gárgolas. No pongo más fotos por no recargar yo también el blog, pero podéis ver más en el enlace.

Después de esto dimos un largo paseo por la ribera del río, que es preciosa. Durante este nos topamos con algunos de sus habitantes.

Posteriormente, ya anocheciendo, fuimos a ver el Puente Carlos. Este está también lleno de estatuas, principalmente con motivos religiosos. Como ya había poca luz las fotos quedaron de lo más tétrico.

Esta sin ir más lejos parecen tres Nazgul o algo más friki todavía.

Finalmente nos dimos un paseo por las tiendas de artesanía y de arte de la ciudad. Sólo comentaros que Praga está plagada de tiendas de marionetas -es la ciudad de Pinocho- y de galerías de arte. Entre ellas encontramos una muy pequeña y bohemia. El artista de la misma se llama Pavel Charapov y tenía allí una marioneta de Pinocho con la que pinta. Esta es la pequeña, también hizo otra "algo" más grande (ver el link).

Todos los cuadros que veis al final están pintados por Pinocho. A este artista le compré un cuadro al óleo y le regaló a Rakel uno de los cuadros de Pinocho. Estos dos no os los enseño para obligaros a visitarnos si tenéis intención de verlos. En otra galería compré una lámina de "Rembrandt" que podéis ver sólo con hablar conmigo por el messenger.

Por supuesto hay muchísimas cosas más que ver en esta ciudad. Jazz, cuadros, estatuas, millones de tiendas de todo tipo. Pero no os las cuento todas que si no no venís, ¡¡que os conozco!!