miércoles, 19 de noviembre de 2008

Grand Paradiso

Continúo con mi aventura alpina. El primer cuatromil que subimos y que usamos como entrenamiento para el Mont Blanc. El Gran Paradiso.

Este se encuentra en Italia, recién cruzado el túnel del Mont Blanc. Es el pico más alto de Italia si contamos sólo los que están completamente en su interior. Se encuentra en el Parco Nazionale del Gran Paradiso -originales estos italianos-.El comienzo de la ruta se encuentra en Valsavarenche, allí hay una carretera que termina en el aparcamiento donde comienza la excursión.




El camino en una hora más o menos coje pendiente, pero sin llegar a tener ninguna dificultad.



Todo viene a ser un paseo muy sencillo que lleva al refugio de Vitorio Emmanuelle. Este me recordó al Poqueira, ya que tiene un acceso muy sencillo y está vigilado. Perfectamente puede subir la gente para pasar una noche o bien para hacer algo más complicado como hicimos nosotros. Aún sencillo, el camino es muy bonito y merece la pena, además ya se empiezan a ver los parajes que se patearán al día siguiente.



Como os imaginaréis el refugio tenía bastante ambiente.



Allí cenamos y descansamos, para salir al día siguiente de madrugada. Como os podréis imaginar no hay muchas fotos de nuestra subida nocturna, por suerte cuando empezó la nieve ya empezaba a salir el sol y pudimos ver cuanta gente teníamos por delante.




Entonces empezó lo interesante. La nieve estaba en bastante buenas condiciones y la altura empezó a hacer de las suyas. De todas formas no hubo ningún problema ni técnico ni físico, y todas las cordadas subían más o menos a la misma velocidad.




Finalmente llegamos al pico. En los ultimos metros sí había una parte ligeramente más complicada, pero que se pasó sin ningún problema.






Al final ya del todo hay un paso bastante más expuesto. Nosotros pasamos de cruzarlo, porque nos pareció muy peligroso andar cruzando con tantas cordadas llendo y viniendo, lo que podía provocar una desgracia si una sola persona se cae. Realmente no entiendo esa manía de encordarse sin meter seguros de por medio, realmente creo que así se provocan más accidentes de los que se evitan y que se convierte una caida individual (que puede ser una desgracia) en una caída colectiva (que son muchas desgracias. Nada más que ver la siguiente foto y pensar que pasa si alguien se cae y arrastra con su cuerda a sus compañeros de cordada y a todo aquel que se encuentre por el camino.




Así pues decidimos quedarnos ahí ya que el pico estaba conquistado.



La bajada tuvo un poco de complicación, porque la nieve estaba blanda. Tanto que usamos la legendaria técnica del "arrastraculos" en un par de ocasiones. La verdad es que así se baja en un momento. Un consejo por si alguien la sube, salid muy temprano o hacedla con esquís de montaña -tiene que molar mucho-.

En la próxima os cuento nuestra aventura montblanquina. Ciaooooo

lunes, 22 de septiembre de 2008

Mer de Glace

Editado: He recibido nuevas fotos, así que lo he ampliado un poco.

La primera excursión que os voy a contar es la que hicimos por el glaciar Mer de Glace. Es una excursión típica para practicar el uso de crampones, piolets y cuerdas con vistas a otras excursiones más serias.

El punto de partida es la estación de tren de Montevers en Chamonix.



Allí se coje el tren de cremallera hasta el glaciar. Para aquellos que estén ahorrativos también hay un camino por el que ahorraros el tren que empieza igualmente en la estación. Sin embargo si os lo podéis permitir tened en cuenta que ahorraréis fuerzas (al menos 2 horas de caminata con el equipo a cuestas) y que el trayecto en tren es bastante bonito.




Una vez arriba hay que bajar al glaciar. Para ello sólo hay que hacer un pequeño caminito y después bajar por una ferrata.



Esta consiste en unas escaleras y algún tramo de travesía con un pasamanos. No es nada difícil, pero sí un poco expuesto con lo que hay que ir con cuidado. De todas formas la mayoría de la gente no se aseguraba. En cualquier caso el casco es imprescindible por si os dais un golpe no perder el equilibrio.





Una vez en el glaciar hay que ponerse la ropa de faena. Básicamente hay que usar los crampones, un piolet de travesía (dos si queréis hacer algo de escalada), una cuerda doble y un arnés, aparte de mosquetones de seguridad y demás equipo para encordarse. También es recomendable llevar algunos tornillos de hielo por si hay que hacer algún rescate. No hay que olvidar que aunque la progresión por el glaciar sea muy sencilla y tenga muy poca pendiente hay muchas grietas y hay que ir con cuidado para no caerse. Además si pillas hielo duro te puedes resbalar aún con crampones.



Para reducir riesgos hay que ir encordados. A diferencia de una subida en montaña aquí sí se puede ir encordados unos a otros sin seguros intermedios. Lo recomendable es que haya cuanta más gente mejor (por si alguien se cae que lo paren) y que la cuerda se lleve tensa (por que si se lleva floja te metes la piña antes de que te paren). Esto hace la experiencia mucho más interesante.




También se pueden aprovechar las grietas para hacer unos pinitos en escalada en hielo. No es tan difícil, al menos si escalas 5 ó 6 metros como hicimos nosotros ;). Este enero a ver si puedo ir a la cascada de los militares un par de veces.





Llegamos hasta el final del glaciar, donde se bifurca. No es un camino muy largo, pero es recomendable como iniciación a todo aquel que vaya a los alpes. Eso sí, id con alguien que sepa o contratad un guía que si se va sin saber pasa lo que pasa. Además se puede ver el efecto de erosión y transporte del glaciar. Es impresionante las rocas que puede llevar hacia abajo.




En la próxima entrega. Mi primer 4000, el Gran Paradiso

martes, 16 de septiembre de 2008

Chamonix

Primero de todo perdonadme la tardanza. La vuelta de las vacaciones ha sido una locura y no he podido postear hasta ahora. Pero como os prometí aquí están mis peripecias alpinas.

Empezaré escribiendo hacerca de Chamonix, el centro neurálgico de este viaje. Como la mayoría sabréis se encuentra al pie del Mont Blanc.


Ver mapa más grande

Es un pueblo orientado claramente al turismo de montaña, donde está todo muy cuidado.



Por supuesto la posición del pueblo es inmejorable. Se encuentra en pleno valle glaciar rodeado de montañas. Desde él y los pueblos vecinos salen telesféricos que suben hasta 3842 metros (bastante más alto que el Mulhacén). Si os subís a ellos, cosa que es casi un delito no hacer si os lo podéis permitir, sabréis lo que es el mas de altura de forma súbita. Desde el mismo pueblo también se ven los glaciares de los alrededores como el de Le Bossons.



Por supuesto la zona no ofrece ocio sólo a los alpinistas. En los alrededores se puede practicar: senderismo, escalada en roca y rocódromo, bicicleta de montaña, turismo rural, esquí (en invierno, claro), parapente (ver foto). Todo está pensado de cara al turismo y por supuesto también hay un montón de tiendas de montaña no muy caras.



En futuros post ya os hablaré más detalladamente de las excursiones más interesantes que hicimos. Son las siguientes: Mer de Glace, Gran Paradiso y el Mont Blanc. Espero que después de leerlas os apetezca ir a conocer esta zona, ya que merece mucho la pena, tanto si te gusta el alpinismo como si no. Sólo un consejo, Chamonix no es el único pueblo de la zona, hay muchos otros menos turísticos en los que el alojamiento es mucho más barato y estaréis igualmente bien situados. También podéis visitarlos si queréis comer fuera y esas cosas, al no ser tan famosos es todo bastante más económico.


Así que nada, pronto os contaré más.

jueves, 31 de julio de 2008

PreAlpes

Como muchos/as ya sabéis mañana empiezan mis vacaciones alpinas. Supongo que no será fácil que acceda a internet, así que no creo que pueda postear hasta mi vuelta. Será el día 15 de Agosto, y entonces me pondré manos a la obra. ¡¡Espero tener algo que contaros!! Pasadlo bien. Ciao.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Salida a El Caballo

Este puente pasado fui con mi hermano a hacer una pequeña excursión por la sierra. Se trata de una ruta que tenía muchas ganas de hacer por habérseme frustrado la vez anterior.

Alimos desde la estación de esquí de Sierra Nevada. Nos sorprendió encontrarnos tanta nieve y en tan buen estado desde prácticamente el principio. En esta foto se puede ver como estaba la situación al llegar a la Laguna de la Yegua.






Subimos en dirección a el refugio de Elorrieta aprovechando que la nieve estaba bastante dura, lo que nos permitió progresar con bastante facilidad. El camino además estaba plagado de huellas, así que no había pérdida.







Como es normal en esta época del año había partes del camino sin nieve ninguna. Eso nos hizo practicar la divertidísima técnica de andar por piedra con crampones.






Hasta llegar a Elorrieta no hubo mucha dificultad. Al llegar allí las vistas de la sierra eran envidiables.





Una vez allí nos dirigimos hacia Verea Cortá para dirijirnos hacia El Caballo. Sin embargo encontrarla no fue nada fácil, resulta que estaba todo cubierto de nieve, lo que dificultaba encontrar una vereda de menos de dos metros de ancho. Por suerte Javi conoce esa zona de la sierra y conseguimos dar con ella. Por supuesto en la mayoría de los pasos no se veía siquiera y había que progresar por la pala en media ladera. A estas alturas ya estábamos más hacia el sur, y era más tarde, así que la nieve comenzaba a estar más blanda.





El paso supuestamente más difícil del camino es el corte que le da a la vereda su nombre. Sin embargo en este caso no lo fue ya que estaba completamente seco de nieve, así que nos quitamos los crampones y lo pasamos sin dificultad ninguna.






Como la vereda estaba sepultada por la nieve en más de una ocasión nos tuvimos que dar la vuelta para buscar un paso más sencillo. En esta foto se ve, por ejemplo, una pala en la que obviamente no nos metimos. En lugar de eso retrocedimos, descendimos un poco y la pasamos por debajo, donde había menos pendiente.






Como ya dije a estas alturas la nieve ya empezaba a estar más blanda, lo que hacía más pesado el camino. En más de una ocasión el piolet se nos clavó hasta la empuñadura en la nieve.






Desde allí se tenía una vista muy chula de El Caballo y del camino que nos quedaba todavía hasta el refugio.







Una vez andada toda Verea Cortá sólo hubo que subir una pequeña pendiente sin nieve para poder subir al refugio de El Caballo donde pasamos la noche. El refugio está un poco descuidado. La puerta está rota y atada, de modo que siempre está entreabierta, tiene una ventana pero está tapiada con piedras. Por otra parte entra nieve o agua, según el clima, lo que hace que el suelo esté mojado casi siempre.

Otra cosa a tener en cuenta si dormís allí es que hay una manada de zorros que suelen frecuentarlo. Yo creo que oí alguno merodear mientras dormíamos, pero como estábamos nueve personas y dos perros difícilmente iban a tener narices de entrar. Sin embargo hay que tener cuidado porque la gente dice que se han llegado a llevar mochilas enteras buscando comida.





El día siguiente fue más aburridillo. Subir a la cumbre estuvo bastante bien, porque al ser temprano la nieve estaba bastante dura. Después un pequeño trozo de piedra, y la foto en el pico.






También hicimos una foto del paisaje desde allí.






En este momento se nos acabó la batería de la cámara, con lo que se acabaron las fotos. Sin embargo tampoco se perdió mucho, porque la vuelta no nos gustó tanto. Fuimos por la Loma de los Tres Mojones y después bajamos por la Rambla que lleva hasta la central eléctrica de Dúrcal, donde previamente habíamos dejado un coche. La verdad es que no es un camino muy bonito, y con las botas de nieve nos dejamos los pies. Si lo hubiéramos sabido hubiéramos vuelto por donde fuimos.

Las demás fotos se puede ver en este enlace.

lunes, 31 de marzo de 2008

martes, 25 de marzo de 2008

Campo de Baloncesto de Máxima Seguridad

Una cosa muy chula de Viena es que hay zonas deportivas en medio mismo de la ciudad. Principalmente son campos de baloncesto o similar puestos en la acera y de libre acceso. Así los chavales puede practicar deporte a cualquier hora, sin tener que pagar, ni reservar ni nada. Eso sí son medidas para fomentar el ocio sano y no andar criticando el botellón.





Como se puede ver en las fotos el recinto está protegido por una estructura metálica. Esto tiene mucho sentido para evitar que el balón salga al exterior y provoque un accidente o algo similar. Sin embargo en este campo en concreto creo que se han pasado un poquitín. ¿No os parece?




Visto desde fuera parece casi más una cárcel que un campo de baloncesto. De hecho tuve que acercarme mucho para saber lo que era. Las puertas estaban abiertas, pero da la impresión de que ahí llevan a los presos a jugar. Desde luego es complicado que salga la pelota o Scofield de ahí.



sábado, 22 de marzo de 2008

Arte en las calles de Viena


video









video






video



PS: He colgado vídeos más largos en youtube. De la marioneta y los breakdanceros. No los he puesto aquí porque son muy largos y no quería hacer el post muy pesado. El que quiera verlos están aquí y aquí.

domingo, 16 de marzo de 2008

La nota discordante

Como ya habréis visto en post anteriores Viena es una ciudad muy clásica en la arquitectura. Los edificios parecen monumentos aunque se traté sólo de simples casas, y por todos lados abundan las esculturas, los capiteles, ... Sin embargo hay al menos un edificio que rompe la armonía de la ciudad y le da un toque modernista. Se llama Hundertwasserhaus.






Como podéis apreciar no es muy clásico. Pues sorprendentemente se trata de un simple edifico de casas, no es un museo ni nada por el estilo. Simplemente han intentado darle un nuevo color a la ciudad.






Al pie del mismo hay varias cafeterías y tiendas intentando sacar provecho de la fama del edificio. En los portales del mismo hay carteles pidiendo por favor que no se entre, que el trasiego de turistas es insoportables. ¿Os imagináis vivir en un edificio famoso? En la zona de alrededor del edificio también hay construcciones curiosas.






En la foto siguiente se puede ver como contrasta el edificio con la sobriedad propia de Viena. Comparadlo con el edificio de al lado.






La verdad es que merece la pena visitarlo, contrasta mucho con el resto de la ciudad.








Hundertwasser dijo: “Un pintor sueña con casas y una buena arquitectura, en la cual el hombre sea libre y se haga realidad este sueño”.

jueves, 13 de marzo de 2008

Seguridad Laboral

Ya os he hablado del instituto anteriormente y sabéis que no escatiman en gastos. Microondas, lavavajillas, cocina, cafetera exprés... Muchas comodidades. No hace falta mencionar que lo que tienen en un solo laboratorio vale como todos los de mi universidad juntos.

Por suerte no todo son comodidades y aparatos de medida. También piensan en la seguridad de los trabajadores. Os podéis preguntar cómo se preocupa uno por la seguridad de unos físicos teóricos que lo único que hacen todo el día es aporrear un teclado y escribir cosas. Pues se puede. Un ejemplo es lo que hay al lado justo de mi despacho.





Como podéis ver hay un botiquín y un aparato enorme. El botiquín nos podemos imaginar que tiene (o no), pero ¿qué es lo otro? ¿Un cacharro tan grande y que tiene escrito "LIFEPACK"? Si hacemos un zoom lo veremos





En efecto. Un desfibrilador casero. No se si tendrán muchos infartos, pero la verdad, a mi me da tranquilidad. ¿Y si un buen día descubro algo tan interesante que me da un infarto sólo de pensarlo? ¿O tengo tanto trabajo que me tomo 8 cafés seguidos y me da un ataque? Pues nada a "auto-desfibrilarse". Y si no te apetece hacertelo a ti mismo es sencillo: Se lo pides al primero que pase.


Yo
: ¿Oiga señor, me estoy muriendo, sería usted tan amable de electrocutarme?

Científico que pasa por ahí: Claro que sí campeón, ¿cuantos voltios quieres?*


Lo mejor fue cuando le pregunté a uno de los chicos de aquí si les habían dado un curso o algo sobre como usarlo, por que a lo mejor aquí eso se aprende en la escuela, pero a mi me parece raro. Este chaval me dijo que en los 2 años que lleva él aquí no, pero que le han comentado que cuando abres la caja el mismo desfibrilador te dice lo que hacer. Yo, flipado obviamente, busqué otras fuentes y me lo confirmaron, ¡¡el desfribrilador habla!!. Me imagino yo que a alguien aquí le da un infarto -cosa no descartable viendo la edad de algunos visitantes, como el nobel-, y allí yo, como un héroe a desfibrilarlo. Para eso sólo tengo que seguir las instrucciones de un cacharro austriaco.


Yo: Venga, cacharro, ¿cómo lo hago?
Desfibrilador:Was is los?
Yo: Lo cualo?
Desfibrilador: Können Sie einen Arzt rufen?
Yo: Ein?
Desfibrilador:Tsnántsig líter blái-fráis bentín.
Yo: Mejor lo dejamos...

Conclusión, un nobel palmado. Yo creo que lo único razonable que podría hacer el desfibrilador es tener un teléfono y llamar automáticamente a urgencias al abrirlo.


* En inglés claro, lo traduzco por si hay algún hispanoparlante ;)

domingo, 9 de marzo de 2008

Mercado de Pascua

Como desde que volví de Granada he estado muy liado con el trabajo no he hecho mucho turismo ni dedicado tiempo a comentar cosas de Viena en el blog. La verdad es que debería salir más y sobre todo ir más atento, porque en cualquier momento se pueden ver cosas curiosas. Un ejemplo son los mercados que se han puesto por el centro para celebrar la pascua. Los encontré por casualidad, buscando un sitio para almorzar, y la verdad es que merece la pena verlos.





Como podéis ver están plagados de gente y en ellos se venden mucha artesanía






..., huevos de pascua





..., comida artesana





..., algún que otro huevo de pascua































..., chocolate





... y como no, los auténticos y genuinos ¡¡huevos de pascua!! -había un montón os lo prometo-





También había sitios para comer, entre ellos una tienda de Bertzels. Para el que no lo sepa son unos lazos de pan tiernos con sal muy típicas de Austria y Alemania. En Estados Unidos también las comen, pero son más duros, rollo picos, y están bastante malos. Sin embargo aquí están muy ricos.



En este puesto en concreto los había de muchos tipos, además de los tradicinales. Con chocolate y almendras, chocolate y coco, de bizcocho, con queso (pizza-bretzels se llamaban) y unos más grandes llamados party-bretzels (aquí tienen unas fiestas muy raras por lo que parece). Yo me decanté por probar el grande, que al fin y al cabo era uno normal, y uno de chocolate con almendras. Ambos estaban riquísimos. Podéis haceros una idea por el aspecto: